Valentina Lisitsa interpreta a Philip Glass: un estilo muy personal

94
Valentina Lisitsa interpreta a Philip Glass
Valentina Lisitsa interpreta a Philip Glass

El compositor estadounidense Philip Glass es, sin duda, uno de los músicos más destacados de las últimas décadas; su repertorio abarca los géneros sinfónico, operístico, cinematográfico, etc., manteniendo en todos ellos un estilo muy personal, una estética minimalista en la que la hábil utilización de motivos sencillos lleva a un resultado musical muy interesante, muy personal, haciendo de Glass uno de los nombres importantes en el mundo actual de la composición.

En esta ocasión, la pianista Valentina Lisitsa interpreta a Philip Glass en un doble C.D., editado por Decca, en el que se recogen piezas para piano sólo junto a algunos arreglos también para piano sólo de obras cinematográficas de Glass. El primer C.D. está constituído por nueve pistas en las que podemos escuchar obras como Opening, un fragmento de la película The Truman Show (Truman Sleeps), cuatro fragmentos de la banda sonora de The Hours, la extensísima How Now, Lighting Of The Torch y Mad Rush. Glass es fiel a su estilo, utilizando motivos muy sencillos para crear una especial atmósfera que rápidamente, los que conozcan algo a este autor, la asocian a su figura. Sencillos motivos melódicos a base de grados conjuntos o simples arpegios de acordes triadas y poco más y notas tenidas en los acordes del bajo constituyen la base de todas las pistas recogidas. Teniendo en cuenta esta sencillez, es un desafío para el intérprete hacer que las versiones no sean planas y monótonas y, en este sentido, Lisitsa demuestra haber estudiado con seriedad las piezas, sacando mucho partido de la dinámica, con la que el autor juega hábilmente y la intérprete ejecuta con solvencia y eficacia. La capacidad de Lisitsa para destacar las melodías y los distintos planos sonoros, la agógica y la buena ejecución de la dinámica hacen que la pianista consiga transmitir sensaciones variadas en este contexto aparentemente sencillo pero cuya realidad musical encierra ciertamente una mayor complejidad.

El segundo C.D. consta de doce pistas en las que podemos escuchar, de nuevo, fragmentos de la película The Hours, Wichita Vortex Sutra, Metamorphosis (I, II, III, IV y V) y el fragmento de la película Mishima titulado Closing. Estilísticamente, este segundo C.D. continúa con las caraterísticas citadas anteriormente, utilización de pocos motivos melódicos combinados con gran habilidad, sencillez de estos, construídos frecuentemente a base de grados conjuntos o terceras si bien en este C.D. podemos escuchar algunos que emplean intervalos más amplios, papel fundamental de la dinámica y de la agógica, variaciones rítmicas sobre los motivos y los acompañamientos utilizados, etc., todo ello para dar como resultado un grupo de piezas en las que es claramente perceptible la personalidad de Glass, quien consigue crear atmósferas efectistas llenas de incertidumbre, otras con un aire mágico y fantasioso, a veces relajantes, etc. pero siempre con el estilo propio de este compositor. Como hemos mencionado al referirnos al primer C.D., Lisitsa realiza un buen trabajo, con un estudio eficaz de las obras interpretadas, sabiendo jugar con los elementos sonoros propuestos por el compositor para sacar un buen partido de los mismos.

Este disco en el que Valentina Lisitsa interpreta a Philip Glass tiene también como co-protagonista a Michael Riesman, músico que realiza los arreglos para piano de diez de los once fragmentos cinematográficos que podemos escuchar en este doble C.D.

Sin duda este trabajo tiene interés, especialmente para los aficionados al minimalismo y los oyentes interesados en la música actual. Si bien es excesivamente reiterativo y repetitivo en algunos momentos, se trata de un trabajo bien hecho, con piezas que contienen algunos momentos muy brillantes y que ejemplifica claramente la personalidad creativa de uno de los autores destacados de la actualidad como es Philip Glass.

Emilio Lacárcel Vílchez