Crítica de La Bohème. Puccini. Tenerife

148

LA BOHEME_-2

Francisco García-Rosado

Tres funciones de esta ópera pucciniana con lleno absoluto y un éxito arrollador.

Una dirección de escena inteligente y muy trabajada, de Giovanni Scadella, con perfiles de los personajes muy definidos y perfectamente interrelacionados en un espacio escénico muy bien utilizado. Un decorado mínimo pero eficaz, de Roberta Lazzeri, capaz de crear la atmósfera requerida para cada acto. Un vestuario, de Marion D’Amburgo,  imaginativo y una iluminación, de Fabio Rossi,  eficaz hicieron posible que la parte visual de esta Boheme tuviera todos los ingredientes necesarios para provocar el entusiasmo.

El cast tenía como característica la idoneidad de edades de los protagonistas que permitió hacer creíble la historia con unos cantantes de primera fila. Mariola Cantarero hizo una Mimí deliciosa. Su voz está evolucionando hacia derroteros más líricos aptos para personajes con más peso, y esto sin perder sus cualidades que tanto admira el público, un fiato increíble, unos pianos asombrosos como quedaron demostrados en el aria del tercer acto, especialmente con un final milagroso, dejando la última nota interminable flotando en la sala. Asombroso.

Francisco Corujo fue un Rodofo lleno de vitalidad exhibiendo una voz amplia y bien proyectada y de gran belleza tímbrica. Su ya amplia carrera le augura un futuro prometedor. Simone Alberghini cantó un magnifico Marcello con voz poderosa y gran musicalidad. Leonor Bonilla creo una Musseta encantadora, frívola y con la voz requerida para este personaje, casi una soubrete.

la_boheme-56

Estupendos todo el resto del reparto del que hay que destacar el trabajo vocal y actoral de Borja Quiza como Schaunard. Este barítono es una autentico animal de escena, y de escena operística en especial. El sólo llena todo el espacio.

A señalar que a excepción de este último cantante, todos los demás debutaban sus roles lo que le dio una frescura e intensidad a la representación pocas veces contemplada.

Muy afinados y empastados los dos coros y la magnifica Orquesta Sinfónica de Tenerife demostrando una vez más su  gran categoría, esta vez bajo la dirección del maestro Aldo Sisillo que llevó la ópera con mano inspirada y sin decaimientos.

El público reaccionó con aplausos en todos los números y gran aclamación final al conjunto y a todos los cantantes en particular

Puccini. La boheme. M. Cantarero, F. Corujo, S. Alberghini, L. Bonilla, B. Quiza, G. Larssen, P. Garcia Ruíz, N. Sánchez, C. Dominguez, P. N. Pérez, Jorge Cordero.Coro Infantil y Coro de la Opera de Tenerife. Orq. Sinfónica de Tenerife. Dir. Aldo Sisillo. Dir. Escena Giovanni Scandella. Auditorio de Tenerife.