Zarzuelas en la Villa. Teatro Fernán Gomez. Madrid

86
Ya faltan pocos días para que el público madrileño pueda disfrutar de ‘Zarzuelas en la Villa‘ en el Teatro 

 

Fernán Gómez. Tras el éxito obtenido el año pasado, a lleno diario, es una oportunidad para todo el público que no pudo ver la obra. Las representaciones serán desde el 4 de diciembre hasta el 4 de enero. ‘Zarzuelas en la Villa‘ cuenta con el mismo elenco que el año pasado salvo el barítono César San Martín que está actualmente preparando su participación en ‘Tristán e Isolda’ en el Teatro Real.

El que sí repite es Miguel Borrallo, un espléndido tenor que ha logrado grandes éxitos durante este último año.
Durante su época de estudiante Miguel Borrallo estuvo en Estados Unidos donde cantó en un coro. El director le hizo prometer que estudiaría canto y Miguel mantuvo su promesa. Desde entonces han pasado ya años y Miguel se ha ido consolidando como uno de los tenores con más talento de la escena española.

Este año ha cantando en Italia y, sobre todo, en España. Traviata, Rigoletto o La Boheme han sido alguno de los títulos que ha interpetado durante una gira por Andalucía o en teatros en Madrid, Toledo, Cuena, León o El Ferrol. Esta misma semana ha participado en la gala conmemorativo de los 50 años de ‘Amigos de la Ópera‘  que tuvo lugar en el Teatro de la Zarzuela.

Nos cuenta Miguel Borrallo que la suya es una ‘voz italiana’ que se adapta muy bien a las obras de Donizetti, del joven Verdi o Bellini.

‘La voz es una parte más del cuerpo y muy sensible a los cambios de éste. Por eso cuidar el cuerpo es cuidar la voz.’ No fumar, no beber alcohol ni trasnochar y dormir lo suficiente para estar siempre fresco son reglas fundamentales en la vida de un cantante.

 

Para Miguel un cantante profesional tiene que saber incorporarse a una obra sin problemas, aunque no haya habido ensayos. ‘La vida del cantante consiste en superar retos día a día’. A él mismo le ha sucedido el tener que interpetar una Boheme sin ningún ensayo previo. ‘Evidentemente el público no debe notar nada y en eso está la profesionalidad del artista.’ La gente tiene que darse cuenta que ser cantante es una profesión para la que hay prepararse durante muchos años. Esa preparación permite llegar a interpetaciones que han de ser valoradas. ‘No vale con dar las notas, hay que transmitir con la música. Y el público tiene que saber apreciar cuando un intérprete es bueno y nunca conformarse, sino exigir calidad.’ Actualmente, probablemente por la situación económica que estamos viviendo, hay personas dispuestas a actuar gratis lo que rompe el mercado. Hoy en día se necesita más gente honesta que se dedique a montar espectáculos partiendo del amor a lo que hacen y no por dinero. ‘Hay que profesionalizar la música y que el público lo valore.’

Para Miguel Borrallo es un placer volver a estar en ‘Zarzuelas en la Villa‘. Trabajar con Ángel Roger y poder ensayar varios días siguiendo sus instrucciones es una gran oportunidad. ‘Es un espectáculo genial, con una gran riqueza de detalles. Nos divertimos los cantantes y el público. Es un montaje sencillo pero de alto nivel.’ Cada uno de los intérpretes realizará 18 funciones ya que se cuenta con dos elencos.

Miguel Borrallo ya está preparando el año 2014. ‘Quiero mejorar día a día y demostrar que mejoro. Es un reto pero así es cómo se avanza’. Esperamos poder dar pronto noticias de sus nuevos éxitos.

Celsa Tamayo es la directora musical del espectáculo. Perteneciente a una de las familias más conocidas del ámbito teatral y musical de España, prácticamente se ha criado entre bambalinas. El volver a ‘Zarzuelas en la Villa‘ ha supuesto un reencuentro estupendo con un grupo de artistas que han logrado crear entre todos un ambiente fantástico. No pensaban que iban a tener tanto éxito y el volver al Teatro Fernán Gómez es una forma más de apoyar la existencia de este tipo de teatros. ‘El espectáculo tiene la duración y el ritmo  exacto.’

Aun siendo el mismo espectáculo, en cada ensayo aparecen posibilidades nuevas y contar con un intérprete nuevo le da también matices distintos.

Celsa Tamayo ha estado toda su vida ligada a la música. Entró a formar parte del Teatro de la Zarzuela de

Madrid en los años 90. ‘Fue una época espectacular. Todos los grandes intérpretes estaban entonces en activo y era una maravilla poder trabajar con ellos’. Después estuvo 11 años en el Teatro Real. Actualmente vuelve a formar parte del Teatro de la Zarzuela.

En ‘Zarzuelas en la Villa‘ Celsa Tamayo acompaña a los cantantes al piano. ‘Es el piano el que hace de orquesta’. Entramos aquí a hablar de la función del pianista correpetidor. Es el que acompaña a los cantantes durante los ensayos, ya sean de ópera o zarzuela. Y no es el acompañamiento de la partitura del piano, sino de toda la orquesta. ‘Evidentemente en los ensayos previos a un estreno no puedes contar con toda la orquesta y estar parando para hacer las correcciones necesarias. Ese es el trabajo del pianista correpetidor prácticamente hasta una semana antes del estreno.’

Entre ensayos, funciones y preparación de nuevos espectáculos Celsa pasa diariamente un mínimo de 6 horas frente al piano. ‘Hay partituras que prácticamente se leen, pero hay otras a las que hay que dedicarles muchas horas de estudio.’

Celsa Tamayo es una mujer abierta y divertida. Tiene muchas aficiones, entre ellas la decoración. Cuando le preguntamos que otra cosa le hubiera gustado ser, contesta sin dudarlo ‘Bailarina o detective de la policía….’ Quizás por eso ‘investiga’ las partituras hasta llegar al fondo delproblema.