Andrea Marcon. Concierto. Granada. Opera World

123

criticaconcierto

El pasado viernes 14 de febrero la Orquesta Ciudad de Granada, bajo la dirección de Andrea Marcon, ofreció un concierto en el Auditorio Manuel de Falla dentro de su temporada 2013/2014. La primera parte comenzó con una enérgica obertura de La clemenza di Tito, ópera seria en dos actos cuyo libreto es una adaptación de Caterino Tommaso Mazzolá del drama original de Pietro Metastasio; y continuó con el Concierto número 1 para violín y orquesta en Si bemol mayor KV 207 de Mozart, interpretado con la delicadeza de una jovencísima María Dueñas, quien a sus 11 años de edad, demostró un absoluto dominio técnico del violín, una enorme serenidad al tocar para un Auditorio Manuel de Falla prácticamente lleno, y una enorme sensibilidad que deleitó al público, el cual respondió con unos continuados aplausos que hicieron a la joven tocar dos bises: la Zarabanda de la Partita número 2 de J. S. Bach, y el Scherzo de la Sonata número 1 también de J. S. Bach. Es digna de mención la calidad de sonido que María Dueñas consiguió con un violín de 3/4, con una caja de resonancia menor, lo que no le supuso ningún un obstáculo para que su sonido se proyectara limpiamente hasta la última fila del auditorio.

En la segunda parte pudimos escuchar la Sinfonía número 3 en Mi bemol mayor, op. 55, “Heroica” de Beethoven. Tanto en esta obra como en la anterior, La Clemenza di Tito, Andrea Marcon hizo gala de su gran experiencia, dirigiendo con absoluta precisión y siendo capaz de transmitir la sobriedad de la obertura en la primera parte, que anuncia el carácter del resto de la ópera; así como sabiendo sacar provecho de todas las posibilidades que ofrece la “Heroica”, ofreciendo una versión cargada de energía y marcada por los continuos contrastes dinámicos, rítmicos y temáticos, reflejo del carácter temperamental del propio Beethoven, que mantuvo al público involucrado en la escucha y expectante. Particularmente acertado fue el Finalle de la Sinfonía, con una estructura fugada sobre un tema derivado del comienzo del primer movimiento, en el que Andrea Marcon y la Orquesta Ciudad de Granada lograron un sonido perfectamente empastado y con unas entradas del tema en las distintas voces perfectamente definidas.

Reflejo de la calidad del concierto fueron los calurosos y entregados aplausos del público, tras los cuales Andrea Marcon dirigió unas emotivas palabras, y para culminar esta magnífica noche, nos regaló el Segundo movimiento de la Sinfonía número 7 en La mayor, op. 92 de Beethoven.

Miguel Ángel López Fernández.