El barítono Borja Quiza en María Pita . Coruña

43

 

sinatra_romper__318x216.jpg

Borja Quiza, en una fotografía tomada por Carmen Martínez Torrón. / l.o.

12-08-2013 22:00

Manuel Varela

Se ha dado a conocer vestido como Don Giovanni o Figaro, pero en su nuevo espectáculo se pone traje y sombrero de crooner con una Big Band a su espalda. La plaza de María Pita acoge hoy a las 22.00 horas el estreno de Cool Swing para conocer una nueva cara del barítono Borja Quiza. Sobre el escenario interpretará temas que se hicieron célebres a través de la voz de Frank Sinatra, Dean Martin, Paul Porter, Bobby Darin, Louis Armstrong y Nina Simone. “Hay hasta una canción de Stevie Wonder arreglada para la ocasión”, indica el ortegano, que buscará “acercarse” a este tipo de género en vez de adaptarlos a su voz lírica.

El artista se marca el propósito de “romper barreras” con este concierto. “Incluso siendo de lírica podemos cantar otras cosas, no hay fronteras ni líneas tan definidas entre un estilo y otro”, matiza ante lo que define como una “apuesta personal”. Casi cinco años gestando el proyecto, aunque apunta que el proceso de creación se llevó a cabo a lo largo del último año. Todo ello para “desmitificar a la ópera y a sus cantantes”. “Mucha gente nos ve como poco sociables o poco modernos, pero no es verdad. Soy un cantante de ópera, joven y normal, me gusta todo tipo de música”, arguye Quiza, que a pesar de este nuevo trabajo seguirá manteniendo su carrera como cantante lírico.

El repertorio incluye clásicos como Fly me to the moon, Beyond the Sea y otros temas “no tan conocidos”, en los que destaca You and I o Have you Met Miss Jones? En total son dieciséis canciones más “algunos números de la Big Band por el medio” y “un par de sorpresas finales”, anuncia enigmático. Pero Quiza pone el acento sobre el grueso de la banda, una formación con diecinueve personas en la Big Band y una orquesta de cuerdas con doce miembros, casi todos de la Orquesta Gaos. El director de la orquesta, Fernando Briones, se encarga del teclado y de ayudar en los arreglos junto a Roberto Somoza y Pepe Evangelista.

Será el estreno de una propuesta con “muy buena música en vivo” que pretende convertirse en gira estatal y europea el próximo año. “El problema de hacerlo en teatros”, advierte Quiza, “es el 21% de IVA, el 10% de SGAE, la parte que lleva la sala y la banda”, por lo que lo encaja “mejor” en eventos como el de esta noche: al aire libre y ante “diez o quince mil espectadores”. Con este áurea de glamour con tintes de festival de jazz reluce el nuevo espectáculo del barítono formado desde los siete años en grupos como el Coro de la Orquesta Sinfónica de Galicia.

Aunque “una cosa no quita la otra”, ya que la próxima ocasión en la que Quiza se persone ante el público coruñés será como más acostumbrado lo tiene. En el Palacio de la Ópera se convertirá en el Melot de Tristán e Isolda el 28 de septiembre, dentro del LXI Festival de Ópera.