Cierre del Festival Virginia Zeani

123
Festival Virginia Zeani
De izquierda a derecha; Marian Jurgiu (director general del «Festival Virginia Zeani”), el tenor Alin Stoica (tercer lugar), la soprano Ezster Zelményi, Lucia Moldovan (directora ejecutiva) y el barítono Alexandru Chiriac (primer lugar).

El cierre de esta primera edición del Festival Virginia Zeani tuvo lugar en Teatro Nacional de Târgu Mureș con la gala lírica en homenaje a la gran soprano rumana, estructurada en dos partes. En la primera se se presentaron tres de sus más recientes alumnos, el bajo James Ioelu (Nueva Zelanda) y las sopranos Enivia Muré (México) y Fedi Peters (Alemania), colaborando con ellos el tenor Stefan von Korch. Los solistas invitados interpretaron dúos L’elisir d’amore (Fedi Peters y Stefan von Korch / James Ioelu y Von Korch) y arias de Macbeth (James Ioelu), Madama Butterfly y Tosca (en ambos casos por la soprano Enivia Muré). 

Imagen de la selección de La traviataImagen de la selección de La traviata

En la segunda parte se representó una selección de La traviata, interpretada por cantantes de la cantera de éste país (Ana Donose como Violetta, Marius Zaharia como Alfredo y Sándor Balla como Germont, entre otros) y dirigida escénicamente por el maestro húngaro András Kürthy, en una propuesta que prescindió del primer acto y el segundo cuadro del segundo acto (no haciendo falta por tanto un coro) e incluyó en la obertura una coreografía en sombras perfiladas en un ciclorama clarificadora del argumento. La dirección musical del espectáculo estuvo a cargo de Cristian Sandu, al frente de la Orquesta Filarmónica de Târgu Mureș.

El concurso de canto Virginia Zeani, la assoluta finalizó el día anterior, 24 de junio, resultando premiados el barítono Alexandre Chiriac (primer lugar), la soprano Eszter Zemlényi (segundo lugar), el tenor Alin Stoica (tercer lugar) y la soprano Manuela Ipate (premio especial). La gala final de este concurso, a la que se llegaron once cantantes finalistas de tres países, estuvo dirigida musicalmente también por Cristian Sandu.

Federico Figueroa