Octubre es DANZA ESPAÑOLA

464

Octubre es DANZA ESPAÑOLA Por Cristina Marinero

Lo escribimos en mayúsculas porque es el nombre propio de un género escénico. Danza Española denomina un vocabulario de movimiento, corporal y coreográfico, unas técnica y poética de composición impulsadas por los compositores y coreógrafos que estilizaron nuestros ritmos y formas. Es un estilo internacional de gran escena –y alta cultura- destacado desde hace más de cinco siglos. “Española” es más que un gentilicio porque denomina una estética, un género de danza con identidad y posición propias en la historia de las artes escénicas.

Un ejemplo perfecto, preludio de sus dos eminentes ballets, son las dos danzas que compuso Manuel de Falla para su ópera La vida breve (1905), obra que continúa en el Teatro de La Zarzuela hasta el sábado 17. Son pura Danza Española. Están creadas para el despliegue de coreografía con todo el vocabulario de pasos y mudanzas de este género escénico. En ella, cuando Falla incluye flamenco, es cantado. Pero cuando se trata de bailar, el autor de El amor brujo nos regala dos piezas para gran ballet de Danza Española. Nuria Castejón es la coreógrafa de esta reposición de la producción de la ópera estrenada en 2010, aquí reducida en intérpretes –y espacio- por las medidas de prevención que vivimos.

Octubre es DANZA ESPAÑOLA
Octubre es DANZA ESPAÑOLA. Un momento de la coreografía de «Fuego».

En este octubre lleno de Danza Española, María Pagés, que continúa con su activo Centro Coreográfico de Fuenlabrada, vuelve a los Teatros del Canal (del 15 al 21). Estrena Paraíso de los negros, creación que denomina como “coreografía flamenca sobre la perpetua búsqueda de la felicidad, inspirada en Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca”. Imaginamos que estas funciones tendrán un especial recuerdo para José Barrio, su primer bailarín y mano derecha, fallecido prematuramente en agosto, tras haber actuado en Veranos de la Villa.

María Pagés mantiene la esencia de su baile atemporal, acompañada aquí por el codirector artístico y responsable de la dramaturgia, El Arbi El Harti, además de la impronta de autores como Fernando Pessoa, Charles Bukowsky, Nina Simone o Alan Parker. La música está creada e interpretada por Rubén Levaniegos, guitarrista, quien se acompaña de Sergio Menem, al chelo, y David Moñiz, al violín, y participa en su composición la propia coreógrafa.

María Pagés en "Paraíso de los Negros" Foto de archivo.
María Pagés en «Paraíso de los Negros»   Foto: María Alperi.

Fuego fue el título con el que Antonio Gades estrenó, en enero de 1989, la producción escénica basada en su película El amor brujo, de 1986, realizada junto a Carlos Saura, como las anteriores, Bodas de Sangre y Carmen, nominada al Oscar 1984. Fuego es un ballet español, de estilización flamenca, aunque tenga momentos donde se torna más jondo. La clave del éxito de Gades, además de su magnética personalidad en escena, es la estilización coreográfica con que impregna sus obras.

La compañía que dirige la que fue su primera bailarina, Stella Arauzo, y que pertenece a su Fundación, presidida por María Esteve y dirigida por Eugenia Eiriz, repone Fuego en el Teatro Real, del jueves 22 al sábado 24, este día con dos funciones. Sustituye al programado Ballet de la Ópera de Munich, que no viaja a Madrid con su romántica Giselle, por la pandemia. La música será interpretada por la Orquesta Titular del Teatro Real bajo la dirección de Miquel Ortega. Esta programación de urgencia de la Compañía Antonio Gades con Fuego sirve como homenaje al recientemente desaparecido director y diseñador Gerardo Vera, autor en este ballet de sus diseños, como lo fue para la película, por la que ganó un Goya al Mejor Vestuario.

El jueves 29 de octubre será el estreno de Ser, montaje con el que se presenta oficialmente la Sergio Bernal Dance Company, liderada por el que ha sido primer bailarín del Ballet Nacional de España durante siete años, famoso en escenarios internacionales desde que trabaja junto al director y coreógrafo Ricardo Cue, y actúa en galas de estrellas de las principales ciudades del mundo. Las funciones que lidera el bailarín Premio Positano de la Danza ‘Leonide Massine’ 2012 y Premio Forbes 30 Under 30 2017 se prolongarán en Teatros del Canal hasta el domingo 1 de noviembre.

Sergio Bernal bailará solos, pasos a dos y tríos con Alba Dusmet, Aitor Hernández y con la artista invitada Aída Gómez, que vuelve a los escenarios tras terminar su etapa como directora de Madrid en Danza. Con coreografías creadas por Bernal en solitario o junto a Ricardo Cue, principalmente, se verán piezas de estreno, de danza española, neoclásica o con más peso flamenco, sobre composiciones de Coetus, Beyoncé o Stromae, que interpretarán en vivo los integrantes de FlameN’co Marching.

Sergio Bernal, bailarín Foto: Carlos Soler
Sergio Bernal, bailarín / Foto: Carlos Soler

Otras están creadas con músicas famosas fuera del ámbito de la danza, como es el paso a dos Reflejo, de Bernal y Gómez, sobre Yumeji’s Theme, de la película In the Mood for Love (2000), de Won Kar-Wai, compuesta por el gran Shigeru Umebayashi. Sergio Bernal, además, ofrecerá el estreno en Madrid ciudad del solo con el que arrasa en las galas, El cisne, creación neoclásica de Cue sobre la famosa partitura de Camille Saint-Saens que Michel Fokine coreografió en 1905 para Anna Pavlova.

Ya fuera de Madrid, el Ballet Nacional de España vuelve a los escenarios después de siete meses alejado de ellos por la precaución con que su director, Rubén Olmo, ha querido proteger a la compañía a causa de la pandemia. Se presentan el jueves 29 y viernes 30 de octubre en el Teatro Circo de Albacete con el programa Invocación.

Estrenado en el Festival de Jerez el fin de semana antes de declararse el primer estado de alarma de marzo, este programa con coreografías de Olmo y otros autores se verá también en Tarrasa (13, 14 y 15 de noviembre), Zaragoza (19 a 22 de noviembre), y en Pozuelo de Alarcón (Madrid), en enero de 2021. También volará hasta San Petersburgo (Rusia), al Open Dance Festival, el 14 de diciembre, y el 16, una parte de la compañía bailará en la gala del certamen, con un extracto de Capricho español, coreografía de Miguel Angel Corbacho sobre la famosa obra de Rimsky Korsakov.

Además, la compañía estatal de danza española celebrará en Sevilla, en abril de 2021 el centenario del bailarín, coreógrafo y director Antonio Ruiz Soler con un programa compuesto por algunas de sus eminentes obras. Y en julio ofrecerán el estreno absoluto de la creación de Rubén Olmo, La Bella Otero, en el Teatro de La Zarzuela.